Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Dependiendo de la zona donde vivamos o de cuantas personas vulnerables convivan con nosotros, pensamos regularmente sobre la seguridad que les podemos brindar y lo que deberíamos hacer al respecto.
Opciones hay muchas, aunque las más generalizadas contemplan la instalación de cerrojos de seguridad, los cuales ocupan poco espacio y no afectan la estética ni la superficie de la puerta, pues su ubicación es interna, existiendo variedad de colores para disimularla si es lo que nos preocupa.
¿Qué opinarías que si te digo que puedes instalar tú mismo un cerrojo de seguridad para la puerta de tu casa?
La seguridad que le podamos añadir puede constituirse en un factor prioritario para resguardar a la familia y dormir con tranquilidad, aunado al gusto de saber que hemos aprovechado nuestras habilidades para hacerlo por nuestra cuenta.
Qué es un cerrojo de seguridad
Es un sistema de protección para las puertas que posibilita su bloqueo, impidiendo que sea abierta desde el exterior.
Aunque existe variedad en el mercado, se recomienda el uso de los cerrojos que cuentan con tres puntos, dado que permiten atravesar en la puerta tres varillas de metal, en el centro y en áreas superior e inferior.
Tipos de cerrojo
Para fines de la seguridad de la puerta, pueden encontrarse diversos modelos con sus respectivas características en las cerrajerías, entre las cuales están el cerrojo de gancho, el cerrojo de palanca y el cerrojo de seguridad sencillo.
El primero de ellos se define por el extremo en forma de gancho que tiene en uno de sus extremos y que impide que se devuelva cuando el cilindro que le da forma se gira en noventa grados.
El segundo y el tercero son similares, consisten en atravesar un cilindro que une la puerta con el marco; el cerrojo de palanca incluye un pestillo que lo inmoviliza, en tanto el cerrojo de seguridad sencillo ve limitada su movilidad una vez que se le da el giro en noventa grados al llegar a correrlo completamente.
La selección que se haga de cada uno de ellos dependerá no sólo del presupuesto, sino del grado de seguridad que necesitas proporcionarle a la puerta donde será instalado.
Cómo se instala un cerrojo de seguridad
El inicio se da cuando retiramos la cerradura que actualmente tiene la puerta, para luego tomar la previsión de marcar dónde colocaremos la nueva cerradura.
Seguidamente, pasaremos a utilizar el taladro para perforar la zona donde será atornillada, cuidando de no dañar la puerta procurando evitar producir astillas en ella.
Posicionamos el cilindro nuevo y lo fijamos con los tornillos, al igual que el cofre de seguridad que incluye este tipo de cerrojo, procediendo después a pasar el primer tubo, que ubicaremos en la parte superior de la puerta, con su protector y anillo de fijación.
Igual procedimiento realizaremos con los tubos restantes, el de la parte inferior y el central, que atravesará verticalmente la puerta, como respaldo de los tubos que se colocan en los extremos.
En este caso, debemos recordar que hay que agujerear también el piso, de manera que ese tubo vertical lo atraviese para cerrar el circuito del sistema de bloqueo que estamos instalando.
Una vez terminada esta fase, pasamos a instalar la manilla de la puerta, con su correspondiente mecanismo de pestillo y ojo de la cerradura donde insertaremos la llave.
Seguidamente, en cuanto completemos la instalación de cada parte de este sistema de cerradura de seguridad, ajustemos cada tornillo, verifiquemos que los protectores están en su sitio y limpiemos el área, probamos la puerta y celebramos haber hecho un buen trabajo con méritos propios!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies